Entrenar por potencia

CICLISMO POR POTENCIA:
¿CARGA INTERNA O CARGA EXTERNA?

En los últimos años ha crecido considerablemente la afición por el ciclismo en el ámbito popular y ha surgido la necesidad de nuevas herramientas para un mejor control y una correcta planificación de las cargas de entrenamiento. Llevábamos tiempo viendo el uso de potenciómetros en profesionales, que considerábamos inaccesibles económicamente, pero en la actualidad el desarrollo tecnológico ha permitido reducir su coste de forma sustancial.

¿Qué beneficios me puede aportar introducir los vatios en mi entrenamiento?

1. Mayor exactitud para trabajar las zonas que toquen en cada sesión; pues la frecuencia cardíaca sufre un desfase temporal desde que incrementamos la fuerza y la cadencia de pedalada (carga externa) hasta que se manifiesta en pulsaciones (carga interna). Además, conforme acumulamos fatiga aunque mantengamos el mismo ritmo, la frecuencia cardíaca tiende a elevarse. Este fenómeno se conoce como deriva cardiaca o drift cardiovascular y se produce como consecuencia de la termorregulación. Para eliminar el calor corporal, el corazón bombea más rápido y manda más sangre a la piel y zonas periféricas.

2. Mejor control de la intensidad, ya que la frecuencia cardíaca está condicionada por factores externos como pueden ser la temperatura, la condición física de la ciclista, el descanso y su estado de fatiga, su alimentación e hidratación, el consumo de pre-workouts o su posición encima de la bici.

3. Recopilación de datos y trazado de curva de potencia del ciclista con sus puntos débiles y virtudes, para individualizar por completo y trabajar lo que le conviene (vt1, vt2, MLSS, VO2máx, supra máximas…)

4. Mejor gestión del esfuerzo en entrenamientos y competiciones para no pasarnos de vueltas ni guardar balas, sabiendo en todo momento hasta qué punto podemos apretar.

5. Comparación de entrenamientos y competiciones en distintos momentos de la temporada de manera objetiva y precisa.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es d79ae673-1dfd-4b09-9b32-a1123171918c.jpg

Por todo ello, recomiendo sin duda alguna el uso de potenciómetro en nuestra planificación sin excluir el control de la frecuencia cardiaca que también nos aporta datos importantes y, en muchas cosas, nos indica la causa por la que no se alcanza un determinado rango de vatios.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 19765728-97ca-4581-97e9-158d2a83ccea.jpg

Quiero terminar este artículo destacando la importancia de adaptar el entrenamiento en mujeres ciclistas, ya sea en base a la potencia como a la frecuencia cardíaca, teniendo en cuenta las fases de nuestro ciclo menstrual. En líneas generales, para no alargamos demasiado, el momento perfecto para realizar los test (Ftp, T5’, Wingate…) será la fase postmenstrual en la que aumentan nuestros niveles de estrógenos con las repercusiones metabólicas que conlleva. Podremos introducir también los entrenamientos de mayor intensidad en estos días, reservando la primera semana del ciclo, esa fase menstrual en la que nuestros estrógenos están bajos, para entrenamiento aeróbico y trabajo de propiocepción.

Muchas gracias por vuestro tiempo. ¡Nos vemos por las carreteras!

Marta Álvarez

Si alguien necesita más información sobre este tema, puede contactar por instagram (marta_cycling) y plantearle sus dudas.

Leave a Comment

Your email address will not be published.